34.4 C
Talca
31.1 C
Curicó
34.8 C
Linares
Sábado, Enero 28, 2023
spot_img

Termas de Panimávida arriesga una multa de $61 millones tras prohibición de funcionamiento

La Seremi de Salud del Maule clausuró el recinto por incumplir una orden emanada el 4 de noviembre y está bajo investigación por la presencia de una bacteria en las aguas de sus instalaciones, que no cuentan con agua potable.

Las Termas de Panimávida fueron clausuradas por la Seremi de Salud del Maule, tras violar la orden de prohibición de funcionamiento que había sido cursada al espacio turístico el pasado 04 de noviembre. 

La Secretaría Regional Ministerial de la región, recibió la denuncia de que dos adultas mayores, con residencia en Santiago, reportaron síntomas asociados a un tipo de neumonía tras su visita al recinto de Colbún. Ante la complejidad del estado de su enfermedad, la mayor de las mujeres afectadas, de 95 años falleció, mientras la otra persona de 75 se encuentra en hospitalización y su estado es grave.

El diagnóstico médico de las dos personas afectadas es legionelosis, una enfermedad bacteriana que se produce por el ingreso a las vías respiratorias de gotas de agua o aerosoles contaminados con la bacteria Legionella en elevadas concentraciones. 

Tras conocer esta situación, la Seremi de Salud visitó las termas para su inspección, donde se detectaron una serie de irregularidades en su funcionamiento, como la ausencia de agua potable, además de que abastecía y comercializaba agua termal sin los permisos correspondientes.

Como consecuencia, la autoridad sanitaria prohibió que el recinto de Panimávida siguiera funcionando y fijó un plazo hasta las 12 horas del 5 de noviembre para que todos los turistas presentes en el interior de sus instalaciones abandonaran el lugar. 

Ante la negativa de los administradores del resort y spa (continuaron operando con normalidad), la seremi de Gobierno Daniela Oberreuter; la delegada Presidencial Provincial de Linares, Priscila Gonzales; y el seremi de Salud (s) Alex Soto llegaron al lugar con el objetivo de constatar el incumplimiento de la orden.

Tras cerrar de inmediato el lugar, la seremi Oberreuter enfatizó que el Gobierno tiene un compromiso con reactivar el turismo del país, pero que a pesar de las dificultades económicas que pueda tener el comercio local y las pymes de la Región del Maule, las condiciones de salud deben ser las apropiadas para todas las personas como estándar mínimo de funcionamiento.

Los sumarios sanitarios cursados al recinto hotelero podrían desencadenar en una sanción de hasta 1.000 UTM (unos 61 millones de pesos).

spot_img